El Poder de la Respiración:

En todas las culturas de la historia la respiración se consideró como la función vital primaria. Además , más allá de satisfacer las necesidades de oxígeno en el cuerpo se sabe que la Respiración Consciente puede usarse, a través de distintas técnicas, para expandir la energía mental y física, curar enfermedades, prolongar la vida y alcanzar incluso estados alterados de consciencia, poniéndonos en contacto con nuestra dimensión espiritual.

Podemos encontrar ejemplos de esto en los antiguos y múltiples  ejercicios yóguicos de respiración o PRANAYAMAS, así como de algunos Shamanes indígenas.

Rebirthing Breathwork:

Según palabras textuales de Leonard Orr, su creador, es la capacidad de respirar energía a la vez que aire e integrar el ciclo nacimiento / muerte.

El Renacimiento o Rebirthing se ha convertido en un movimiento para el desarrollo espiritual, difundido a millones de personas en el mundo.

Historia del Renacimiento / Rebirthing:

El Renacimiento fue descubierto de forma gradual por Leonard Orr entre 1962 y 1976, a través de lo que él llama “accidentes espirituales”.

El primer método de Renacimiento

En 1962, mientras estaba tomando un baño antes de ir a trabajar, Leonard tuvo de repente una experiencia de regresión.

Durante tres horas no pudo salir de la bañera, porque se sentía débil como un bebé indefenso (en aquel momento no tenía ni idea de lo que había ocurrido, y fue después de 1974 cuando se dio cuenta de que se babia tratado de una regresión a estados de consciencia de su nacimiento y época).

Leonard se relajaba a menudo en su bañera durante largo tiempo, hasta sentir el impulso de querer salir. Esto es lo que llamamos una barrera de urgencia emocional o psicológica. Uno siente, por ejemplo, que va a perderse algo importante si no sale de la bañera, o que algo terrible va a pasar; o bien se experimentan sensaciones de culpa por relajarse en vez de hacer cosas, o cualquier sentimiento o pensamiento incómodo y no confortable. Cuando esto ocurría, Leonard permanecía en la bañera, a fin de atravesar esa barrera de urgencia. Según sus propias palabras, cada vez iba teniendo más revelaciones fantásticas acerca de sí mismo y de la vida. Así que siguió haciéndolo durante años, hasta empezar a recordar gradualmente gran parte de su concepción, memorias prenatales y nacimiento.

En 1973, durante uno de sus seminarios de psicología espiritual, habló de sus memorias de nacimiento. La mayoría de los participantes mostraron interés por rescatar sus propias memorias, así que les dijo que, una vez en casa, se quedaran en la bañera al menos media hora más después de haber sentido el impulso de querer salir del agua. Siguiendo estas instrucciones, los participantes tuvieron experiencias y liberaciones poderosas.

La mayoría confesó que les hubiese gustado que alguien hubiera estado presente para apoyarles en el proceso. Leonard se hizo voluntario. Se dio cuenta de que, como él había atravesado el mismo tipo de experiencias, su presencia hacía que las memorias aflorarán más fácilmente para las otras personas y que su entera experiencia fuera más poderosa.

“Cada vez que atravesamos una barrera de urgencia tenemos una realización fantástica del ser, y aprendemos más acerca del programa subconsciente que nos controla.” Leonard Orr.

 

El segundo método de Renacimiento

Leonard tuvo La idea de usar un tubo y pinzas nasales para respirar dentro del agua y poder estar completamente sumergido, a fin de simular un entorno uterino. Aunque todavía no había tenido la idea de trabajar con la respiración, cada vez que una persona atravesaba algún tipo de memoria o de bloqueo, le pedía que respirara a través del tubo. ÉL ya podía sentir en su propio cuerpo que respirar les ayudaba a liberar el bloqueo más rápidamente, sin quedarse estancados en él.

Por aquel entonces, Leonard renacía a muchas personas en la bañera, hasta que llegaban a estar completamente abrumadas por memorias natales, prenatales o de infancia. Después, las llevaba fuera del agua, y alguien cuidaba de ellas hasta que alcanzaban la integración y el estado de bendición.

Después de dar cientos de sesiones de Renacimiento en agua, observó que, cuando las personas respiraban con un ritmo conectado similar, fusionando la inhalación con la exhalación, les llevaba a experimentar una liberación de la respiración y a abrir su mecanismo respiratorio. Entonces empezó a guiar intuitivamente a las personas hacia este ritmo de respiración conectada y a enseñar a sus alumnos a no quedarse en el drama, superándolo a través de la respiración, hasta haber completado el ciclo energético.

“El Renacimiento es el arte de aprender a respirar Energía al mismo tiempo que aire. Es aprender a respirar de la respiración misma”. Leonard Orr.

 

El tercer método de Renacimiento

En esta fase, Leonard y su equipo de renacedores les pedían a menudo a sus clientes que leyeran el libro de Frédéric Leboyer, “Por un nacimiento sin violencia”, antes de sus sesiones, con el fin de activar sus memorias de nacimiento. Ocasionalmente, algunos tuvieron un Renacimiento espontáneo leyendo el libro.

Leonard también se dio cuenta de que algunas personas tenían regresiones espontáneas en su presencia, por ejemplo, en sus seminarios, sin estar en el agua y, cuando esto ocurría, un asistente les ayudaba a completar su experiencia en otra habitación. Entonces, se dio cuenta de que era posible tener regresiones fuera del agua, empezando a experimentar con el ritmo de respiración conectada y a dar sesiones de Renacimiento en seco, hasta perfeccionar el método. Fue el nacimiento de una técnica de sanación potente y suave a la vez, así como de una profesión fantástica.

Descubrió que es mucho más fácil guiar la respiración y la actitud de la persona estando fuera del agua, y que la respiración por la nariz es mucho más adecua­ da, especialmente en Las primeras diez sesiones. Las personas experimentaban la liberación del aliento de una forma más amorosa, superaban el drama más rápida­ mente y aprendían a respirar Energía de forma más eficiente. Después de las diez primeras sesiones (a veces se requieren más basta llegar a liberar el mecanismo respiratorio) el renacido está más preparado para la intensidad de las sesiones en agua y puede completar el ciclo energético más exitosamente.

En años posteriores Leonard Orr descubrió otras técnicas de purificación espiritual la cual está basada en los elementos (aire, agua, fuego, tierra, amor y mente) y las incorporó al proceso de Renacimiento o Rebirthing . Buscó inspiración en la práctica de los yoguís inmortales, y fue guiado por Babaji.

Este es el método que se utiliza hoy en día en Renacimiento de alta calidad.

Desde entonces, el Renacimiento se ha expandido alrededor del mundo, alcanzando a miles de personas, y se han creado muchas escuelas con diferentes ramas y prácticas. Muchas de estas escuelas no enseñan ni practican la purificación espiritual, ya que fue descubierta y enseñada por Leonard en años posteriores.